Movilización por el femicidio de Natalia Duarte

En la noche del 5 de febrero mujeres, hombres, adolescentes, niñas y niños se concurrieron a la peatonal con un reclamo fuerte: justicia por Natalia. Llegaron principalmente convocadxs para realizar sólo una intervención en el lugar, pero finalmente se decidió marchar hacia la comisaría de la mujer.

El pueblo se solidarizó con Natalia Duarte, quien fue asesinada con tres tiros por la espalda por su expareja, Walter Brizuela, quien luego de cometer el crimen, se suicidó.

En el mes de enero había recibido golpizas y amenazas de muerte luego de la separación, por lo cual el 18 de ese mes erradicó una denuncia en la comisaría de la mujer, denuncia que nunca llegó a la fiscalía, así como tampoco su pedido de restricción perimetral.

 

Al termino de la marcha se leyó un duro comunicado dejando en claro la responsabilidad del Estado, la desidia con la que se actuó y la falta de políticas publicas integrales que permitan avanzar en la erradicación de la violencia machista que se cobra sistemáticamente la vida de las mujeres.

 

“Hemos perdido a una vecina en manos de la violencia machista y el arma femicida que disparó Walter Brizuela, pero este femicidio no hubiese sido posible sin la complicidad del estado, que lejos de garantizar la protección e integridad de una mujer que fue a denunciar y pedir ayuda, la condenó a muerte por acción y omisión. Exigimos una investigación urgente para determinar por qué no llegó la denuncia a la fiscalía desde la comisaría de la mujer, cuál fue la intervención de desarrollo humano en el caso y que exista el compromiso real y urgente de todas las instancias para evitar que tengamos que lamentar la pérdida de otra compañera” rezaba el documento.

 

Luego, frente a la comisaría de la mujer y la secretaría de desarrollo humano, casi una decenas de mujeres víctimas de violencia de género, tomaron la valentía y la palabra para contar sus testimonios y denunciar al estado de abandono y desidia. Todas las mujeres que habían echo denuncias, contaron que tuvieron dificultades tanto como en la comisaría de la mujer, como en la fiscalía y/o desarrollo humano.

“Los violentos saben que no van presos, por eso siguen golpeando a las mujeres. Yo hice 10 denuncias, terminé internada y él no fue preso”

“Le pido al intendente Salazar y la Doctora Ramos que formen un equipo idóneo y que se cumpla el protocolo de violencia de género”

“Yo sufría violencia de género y cuando empecé a venir a las marchar y a leer sobre feminismo pude salir de esa relación tóxica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 4 =